10 de octubre de 2011

Te advierto que el tigre despedaza a la gacela
porque no sabe tolerar tanta belleza.
Te advierto que algún día seré tigre,
tigre como los pájaros.

Pedro Mairal


Que cerca está el fin del mundo cuando ella piensa que entre hoy y mañana sólo queda esperar.
Despertar o no reaccionar.
Y que tal vez la vida transcurra entre ese hoy y mañana y no haya más que finales.
Los minutos son granadas explotando a sus espaldas mientras el tiempo se acaba … lento o abrupto … quien sabe.
Y ahí está, con su lista de pendientes incrustada en la heladera como si sumara latas de conserva…
con vencimiento temporal.
El mundo gira tan despacio y la vida tan de prisa que da una sensación confusa de asfixia.
Me pregunto en dónde empieza la sonrisa y adonde la pena.
Si la vida es ese mago interno queriendo hacer malabares.
Si somos todo aquello que no fuimos o todo aquello que buscamos.
Las migajas que ofrecen los caminos para no perderse, las mañanas que toman del cuello para provocar los cambios, los olvidos que barren frustraciones, las alfombras que no vuelan…
y ella sigue allí, sobre su elefante blanco, con los sentidos cerrados como una ventana abandonada.

Se oirán sus pasos bajo una noche ciega, aprenderá a danzar en lo oscuro y apoyando sus manos en los pájaros, aprenderá a volar…


a volar, que es casi lo mismo que encontrarse.

56 comentarios:

  1. "Los minutos son granadas explotando a sus espaldas mientras el tiempo se acaba …"
    es la mejor definición de tiempo que jamás leí...
    " Me pregunto en dónde empieza la sonrisa y adonde la pena"
    ahora entiendo por que la virtud se encuentra en las buenas preguntas más que en las buenas respuestas...
    uff... que bueno volver a leerte!
    besos
    Horacio Fioriello

    ResponderEliminar
  2. yo que siempre me encuentro en los cruces de caminos queriendo avanzar, sin saber durante mucho tiempo que el camino elegido sólo es el de retorno

    si me acompañara un elefante blanco...

    ResponderEliminar
  3. Horacio Fiorello
    amigo, tanto tiempo...
    yo también soy partidaria de las preguntas mas que de las respuestas.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  4. camino roque
    Te presto mis ruedas, a mi también me cuesta cuando las calles se cruzan.
    los elefantes blancos...

    te acompaño.

    ResponderEliminar
  5. No sé por qué esa tendencia en todos los hombres (me incluyo) de idealizar a las mujeres.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. volar, casi lo mismo que encontrarse,
    las alas libremente distendidas
    apreciando el dolor de la belleza
    que llora en los ojos tan abiertos
    sin cerrarse, cerrarse, sin cerrarse...

    ResponderEliminar
  7. El Drac
    Las mujeres somos esa debilidad necesaria :)

    un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  8. enric batiste
    volar hasta estrellarse con uno mismo.
    y sin cerrarse...como vos decís.

    un beso grande

    ResponderEliminar
  9. Cuando hay que esperar... volar es lo único que nos salva, aunque sea momentaneamente.

    Precioso texto.


    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Maria eugenia, qué preciosas metáforas la de las granadas explotando a la espalda y el mago interior. Me tocan mucho las dos porque son eternas preocupaciones poéticas de los humanos.

    Un beso emocionado,

    ResponderEliminar
  11. Te he leído, luego he cerrado los ojos , te he vuelto a leer he cerrado los ojos y he aprendido a volar,
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Como dicen que dijo Jonh Lennon : La vida es lo que nos pasa mientras hacemos otros planes, pues eso, mientras pensamos que vamos a hacer con nuestra vida, ésta pasa por nuestro lado sin que nos entermos en ocasiones.....¡hay que estar más pendiente de lo que tenemos que desear lo que no podemos!

    ResponderEliminar
  13. La otra sería "saltar del tren" en una estación distinta a la habitual y ver qué nos pasa.

    ResponderEliminar
  14. No sé si es lo que pretendías al verter aquí tu alma en tus palabras, pero leyéndote he aprendido a VOLAR...

    No es bello, es magistral...

    Te superas y me enseñas a sentir...

    Besos amiga

    ResponderEliminar
  15. La Orquídea
    Es un halago que puedas leerte en mis palabras.

    un beso grande

    ResponderEliminar
  16. Laura Uve
    sin poner los pies sobre la tierra, no?

    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Alice vio la luna
    Uff, esto de ser humanos y encima llevar corazón a la izquierda...es todo un desafío.

    beso de agradecimiento

    ResponderEliminar
  18. andré
    qué hermosas tus palabras!!
    Te acompaño en el vuelo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. semilla
    mi anterior entrada llevaba esa cita de Lennon. Es una gran verdad. La vida es hoy, es bueno estar donde uno quiere estar.

    Besitos

    ResponderEliminar
  20. A.Torrante
    con la precaución de tener algunos datos previos, no vaya a ser cosa que la sorpresa sea mas que un dolor de cabeza.

    besos

    ResponderEliminar
  21. Minuet
    gracias bonita!
    a veces no pretendo, sólo siento y escribo...

    abrazote

    ResponderEliminar
  22. volar.. sin perder de vista los objetivos. Será que me cuesta tanto despegar los pies de la tierra que me da un poco de miedo distanciarme totalmente de la realidad.
    Tus palabras me hacer volar cuando te leo. Realmente no dejas de sorprender, seguis en tu camino de crecimiento literario.
    Estar en situacion de espera a un desenlace es desesperante y vos lo estas retratando los sentimientos mas profundos, sabes expresarlos no es facil hacerlo, sin embargo para vos es tan sencillo. Tus metáforas tienen tu sello, son unicas.
    un placer es leerte y un placer leer que somos unos cuantos los que nos haces disfrutar de tus letras.

    que sigas creciendo, felicitaciones. Y ojala que tus escritos pronto vuelvan a reflejar alegrias.
    bom

    ResponderEliminar
  23. "a volar, que es casi lo mismo que encontrarse" con esta frase defines la vida. Sin vuelo no es posible parar esas granadas en la espalda...
    Me encanta leerte.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Danzar en la oscuridad, volar, encntrarse y asì vencer al tiempo.

    Saludos!!

    LaLy

    ResponderEliminar
  25. Me sumo. A volar.

    Beso grande, me gustó mucho el texto

    ResponderEliminar
  26. bom-bom-bom
    como una explosión.
    Son demasiadas cosas lindas las que decís. Me quedo entre tus miedos para abrazarte...

    "y volando
    solo dentro de mí,
    solo y a oscuras."

    ResponderEliminar
  27. Milu
    El viento apaga el fuego de las granadas. Volar, aunque mas no sea entre las páginas de una gran historia.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Laly
    danzar en la oscuridad con los brazos entrelazados en otros brazos. Y creer que todo es posible, y creer que la vida vale la pena.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  29. Horacio
    parece que somos muchos los que poblaremos el cielo.
    me alegro que te gustara.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  30. Quizás mi mago interno hace malabares cuando nace la pena.
    Felicitaciones! que regocijo cuando se leen cosas buenas.

    ResponderEliminar
  31. yo también quiero ser un gran tigre luchador.

    ResponderEliminar
  32. Gabi
    Los magos nos salvan cuando todo parece insoportable.
    Gracias por la visita. Qué pasó con tu blog?

    besos

    ResponderEliminar
  33. Muy poético, muy hermoso.
    Unas gotas de magia cada día...¡quién pudiera!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  34. Hola María Eugenia,
    Muy bello tu escrito.
    Mucho cometemos el error de dejar siempre para mañana muchas cosas.Incluso disfrutar del momento presente...Cuantas cosas así nos perdemos.
    Mañana será...si no sabemos si mañana seguiremos aquí...
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Me has dejado pensando querida María Eugenia, no deseo que mi paso por esta vida sea un mirar y ver como pasan los acontecimientos sin estar dentro de ellos. No deseo sentirme como esa protagonista de tu relato, deseo volar con alas más que mentales, con alas en las letras y en las manos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. volar, indagar la realidad desde arriba, pero también a tientas, asombrarse y desentrañar los malabares en la tripa de ese mago que es elñ tiempo. Brava, bravo, saltar del tren, sí.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  37. virgi
    a intentarlo, que la vida da muchas oportunidades.

    te abrazo

    ResponderEliminar
  38. Sagitaire 17
    es cierto, tal vez mañana no estaremos...pensemos en ese mientras tanto...

    un beso grande

    ResponderEliminar
  39. Taty cascada
    dudo que vos seas del tipo de gente que anda de paso. Sólo queda leer tus poesías para sostener lo contrario.
    Por el resto... me imagino que también lo vives con mucha intensidad.

    un abrazote

    ResponderEliminar
  40. Jose Antonio
    no hay como estar en el aire para crear una perspectiva más objetiva de las cosas.
    Bravo! Por todos los que creemos en las alas.

    un beso

    ResponderEliminar
  41. desnudo bello real duro implacable preciso
    expresivo sentido vital esperanzador.
    Y... ¡magistral!
    Me encanta tu modo de contar, quedan las palabras en el aire... Supongo que para aprender a volar.
    Un abrazo de alas, Eugenia.

    ResponderEliminar
  42. Mafalda
    Linda!Me llenan tus palabras...
    Aprender a volar, como Juan Salvador que logró desafiar los límites de las gaviotas.

    te abrazo desde el aire

    ResponderEliminar
  43. Yo creo que idealizamos porque la belleza esta en la mujer.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Ricardo
    jajaa es un buen punto.

    un abrazote

    ResponderEliminar
  45. También me pregunto yo donde empieza la sonrisa y acaba la pena...

    Gracias por tus comentarios en mi blog cuando estaba de vacaciones. Ya estoy de regreso en la rutina.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. Qué lindo escribes...tienes gran talento ... felicitaciones y mi beso

    ResponderEliminar
  47. Rayuela
    me gusta que te gusten...a mi me abren la mente :)

    volemos

    ResponderEliminar
  48. Myriam
    ¿Con pilas para empezar la rutina?
    Bienvenida
    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  49. susurrosdelamor
    Gracias por tus palabras.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  50. A veces consigo llegar hasta aquí. De esas veces, algunas, llaman a la puerta, o al teléfono, me sacan a tironcitos suaves, me hacen bajar a la calle, comprar no-sé-qué, rescatar un alma... Tu página queda abierta, mientras tanto, durante un par de horas, o tres, y cuando vuelvo, me pregunto...
    "Me pregunto en dónde empieza la sonrisa y adonde la pena. Si la vida es ese mago interno queriendo hacer malabares. Si somos todo aquello que no fuimos o todo aquello que buscamos. Las migajas que ofrecen los caminos para no perderse, las mañanas que toman del cuello para provocar los cambios, los olvidos que barren frustraciones, las alfombras que no vuelan… "
    Y veo que no soy la única que se formula esas preguntas, que en la vida no queda otra que hacer malabares, que las miguitas que alguien dejó en el camino, para no perderse, pueden servirme de guía a mí; que es mejor dejarse zarandear por la mañana y que nos despierte; que somos parte de lo que hicimos y parte de lo que no; que aquello que buscamos insistentemente, aun sin haberlo encontrado, está de alguna forma en nosotros, somos nosotros. Pero hay que hacerlo, intentarlo al menos, saltar de la rama, o del tren, y volar...
    Precioso, Eugenia, como de costumbre. Me dejo ver poco, es cierto, pero me gusta este lugar, me gusta cómo escribes y lo que escribes.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  51. Deaire
    es tan lindo leer tus palabras. Esa cronología mientras las cosas suceden a tu alrededor..y saber que mis preguntas coinciden con las tuyas. Me gusta que te guste...

    Un abrazo prolongado

    ResponderEliminar