10 de agosto de 2012

Nuestras vidas se alcanzan, se confunden,
intercambian sollozos, besos, sueños,
pero andamos a leguas uno del otro,
tal vez en siglos diferentes,
en dos planetas errantes que se buscan
cansados de no verse.

Eugenio Montejo


Perturbada por tu silencio bajo una imagen desconocida como un pedacito de oscuridad que no reconoce mis manos.
Te sueño, descubro el velo de tus secretos y deshago tu ropa como una polilla hambrienta. A la altura de tus ojos olvido que sos la persona que sos y atravieso la noche desconcertada, aturdida, con una voz que arde y enciende las promesas de lo inexistente.
El cielo anda apurado, por detrás de tus ojos, confundiendo la belleza con lo imposible. Me temo no poder olvidar ni borrar la tarde en que nunca fuimos lo que imaginamos. Me salpica el verde de las ventanas cuando miro esos paisajes, y te imagino, parada en medio de esos prados aguardando que un pintor talentoso te dibuje una sonrisa.
Vos sos la manera de mirar al mundo de frente y yo la esquina que gira con mi cuerpo de la mano.
Tal vez una vida no sea suficiente para convertir un error en coraje y acá estemos, en cada vértice del planeta sin jamás volver a juntarnos. La tierra murmura tu nombre y yo lo aplasto en cada pisada, no porque quiera callarlo sino porque me hieren tus letras…

Mientras tanto llueve, acá en Tigre, donde Buenos Aires deposita sus lágrimas para fundar todos los ríos posibles.


46 comentarios:

  1. Si tiene que ser será.Y tambien llueve en Colegiales,Bs AS. No estas sola. Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que compartamos el mismo cielo.

      Un besote

      Eliminar
  2. Muy hermosa narración llena de nostalgia , no anticipes el final y deja que las cosas sucedan.
    Aquí en Galicia , también llueve.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como diría Sabina "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió"

      Somos muchos los que compartimos el mismo cielo.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Intenso, desde las profundidades del alma. Se te extrañaba, beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De allí salen las mejores palabras.

      Un beso enorme !!

      Eliminar
  4. ¡Qué gusto me da leer: mientras tanto llueve!

    Además de: La tierra murmura...

    Un bello texto como todo lo que escribes.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco Isa, mientras tanto te dejo un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  5. Interesante narrativa, gracias por compartir.
    que tengas un buen fin de semana.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartir, de eso se trata...
      Lo mismo para vos Ricardo, y buena semana

      Eliminar
  6. "...y te imagino, parada en medio de esos prados aguardando que un pintor talentoso te dibuje una sonrisa".
    muy buena frase.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicha por alguien que disfruta de las imágenes es un halago.

      Besos

      Eliminar
  7. Tu texto hoy salta la barrare de las palabras para ser escuchado.
    Muy intenso.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que los gritos salgan a través de los textos como bocanadas de fuego.

      Un abrazote

      Eliminar
  8. Hoy tus letras han calado en mi como las gotas de lluvia de una tormenta de verano de esas que necesitas porque como la tierra estas sedienta. ¡Maravilloso! me ha encantado
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, cuando la tierra está sedienta no hay como regarla con palabras.

      Un beso grande

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Como esas películas de desencuentros...

      Saludos

      Eliminar
  10. Me salpica el verde de las ventanas...

    Es verdad hay fragmentos en el paisaje que salpican el alma.

    Un beso y mis bendiciones pues escribes muy bien.

    P.D. Aquí no llueve ni aunque truene y, convendría que lo hiciese para mojar el seco agosto que amenaza los bosques.

    Hasta pronto, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gemma, veré la forma de enviarte una nube para que bañe el verde de los bosques.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. La esquina giratoria con tu cuerpo
    de la mano, la mano entre las manos
    y el mundo que se muestra en plano entero
    a pesar de no ser más que tu vértice...

    Y un beso en ese espacio que imaginas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un plano abierto para descubrir la cantidad de manos y de cariño que dan vueltas esperando ser atrapados.

      Un beso, desde mi vértice...

      Eliminar
  12. Hola Eugenia:

    En este escrito hay algo más tuyo, me parece.

    Algo más íntimo, como un secreto que no contaste a nadie: y lo escribiste en una noche.

    Es un soliloquio de algo que te pasó, o que no te pasó; que tuviste, o que perdiste.

    Como siempre, invita a releerlo.

    Beso.
    (Llueve por acá también).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La noche y la lluvia son duendes que invitan a escribir lo que ya está dicho.
      La intimidad es cerrar los ojos y dar de frente con los sentimientos.

      Un beso !!

      Eliminar
  13. Cenaremos imanes sólo para que después te vayas caminando por la noche y descubras que los ríos están en tus bolsillos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso ! Sacaré peces de mis bolsillos para arrojar colores al aire.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Precioso. Te mando un sol radiante desde Israel :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tu sol he secado tantas lágrimas...

      Un beso grande

      Eliminar
  15. Es extraordinario, Eugenia. Lluevo sobre tus palabras para aumentarlas y juntarlas con los ríos y los mares, esparcirlas desde ese vértice de tu mundo y aplastar el dolor en cada pisada.
    Navego a la deriva, tu barca me rescata...
    Abrazos inmensos, llenos de palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras son siempre tan tiernas...
      Me alegra poder rescatarte y navegar por un mar lleno de palabras.
      Te mando un abrazo hasta la puerta misma de tu mirada.

      Eliminar
  16. puf, me encanto... me imagine cada palabra...
    llegue de casualidad pero me quedo leyendote.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La casualidad hizo que yo conociera tu blog y también me quedara disfrutando´.
      El gusto es mío !

      Un beso

      Eliminar
  17. Por estos lados, Junín, llueve y es tan lindo, te da nostalgias...tu relato me transportó a los confines de una relación algo lastimosa pero de amor, recuerdos y deseos de olvidar. Muy lindo tu espacio. Saludos dese puertoarial(.)com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algún momento supe escuchar hablar de Junín...que lindo debe ser con lluvia.
      La nostalgia, una puerta difícil de cerrar.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. el cielo apurado... parece que es el que bajo su resguardo cuida que las cosas vuelvan al cauce... puede ser enmedio de la noche alumbradopor estrellas... o silente entre nubes aborregadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Jo, es el mismo que vuelve las cosas a su cauce.
      Gracias por tus palabras. Nos seguimos visitando,

      Un beso

      Eliminar
  19. “Tal vez una vida no sea suficiente para convertir un error en coraje…” pero del error nace la experiencia y ella en si misma es un valor, que si bien puede o no cambiar tu actual historia, si puede escribir una nueva, y con bonito final.
    Me gustó mucho leerte.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Lo bueno de tropezar es aprender de los errores, es cierto, eso hace que escribamos una nueva historia.
    Me gustó que me leyeras.

    Saludotes!!!

    ResponderEliminar
  21. De tu país ya no se vuelve
    ni con el yuyo verde
    del perdón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta ese tema en la voz de J. Calamaro, pero como dice Sabina "En Comala comprendí que al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver."

      Gracias por la visita que pena que no dejaste tu nombre.

      Eliminar
  22. Hola María Eugenia,
    Como siempre un placer leerte...pero perdón si una vez más no comento como se merece tu escrito: mi mente se habrá quedado bailando con la fresca brisa del mediterráneo,mientras las neuronas de mi cerebro siguen ellas hundidas en el agobiante calor que asola las tristes montañas dónde fue a perderme...
    Un sudado abrazo...

    ResponderEliminar
  23. Me alegra infinitamente recibir tu visita. Espero que los aires del mediterraneo puedan devolverte todas las sonrisas que fuiste dejaste en el camino.
    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  24. Convertir los errores en coraje para poder seguir viviendo. ¿Cómo hacerlo en una única vida?

    Precioso poema, Mª Eugenia.

    ResponderEliminar
  25. Cuando la belleza nos deslumbra; las palabras se estancan en lagunas con aguas de todos los bautismos, eso me pasa con tu prosa,Eugenia, que aprende de si misma cada vez más elocuente, cada vez más inspirada y angélica.
    Las obras de arte y en especial El efecto poético se produce por la capacidad de un texto de continuar generando lecturas ..."dijo el Indió Solari", y me atrevo a agregar que cada párrafo, cada palabra, cada letra de tus letras es un laberinto de puertas que conducen a un mundo,a otro mundo, a todos los mundos y yo me paro en cada umbral ávido de sobrevivir a mi coraje,olfateando con los ojos los rastros de tus pisadas en las huellas de mi sombra.
    Beso tus musas
    Horacio Fioriello

    ResponderEliminar
  26. pasaba a dejarte un beso grande
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Un texto intenso, nostálgico, rico en imágenes con cierre en la narración que es un broche de oro: " Mientras tanto llueve, acá en Tigre, donde Buenos Aires deposita sus lágrimas para fundar todos los ríos posibles". Me ha encantado.

    Besos, María Eugenia,

    ResponderEliminar