4 de septiembre de 2010

Cuando la comunicación falla o las frecuencias captan ondas diferentes…



Aquel día tomó coraje y mientras sonaba la trompeta de Lois lo dejó, no de amar, eso no había ocurrido, simplemente se alejó, tampoco a modo de distancia, la distancia es otra cosa, simplemente se alejó. La cuestión es que nada fue como esperaba, él era tan impredecible que ni las situaciones extremas lo incomodaban. Se paró frente a su mujer como un avestruz ante un objeto brillante y permaneció mudo un largo rato. Luego agregó -es razonable, no hice demasiado para conquistarte- y se marchó... sin oponer resistencia. Ella tampoco había hecho lo suficiente, quizás no supo transmitir lo que quería o lo hizo repetidas veces a modo de reproche. Durante todo ese tiempo se preguntó de que se trataba su ostracismo, si tenía que darse cuenta de algo, como esos bizcochuelos que no elevan si se abre la puerta del horno. Ella no sabía descifrar sus ausencias, no profesaba esa habilidad y simplemente se fió, que aún así, todo seguiría sobre ruedas.

Al tiempo descubrió que la relación terminó la tarde en que intentó contarle que se había anotado en un curso de Feng shui. Sin quitar sus ojos de la televisión dijo -que pérdida de tiempo ¿y eso para qué te sirve? Ella sólo lo miró, supo que acaso hubiera sido oportuno preguntar, -¿estás contenta, te gusta?- Que sabía para que carajo servía un curso de Feng shui...
tal vez para eso, para que él se interesara y simplemente le dijera algo acogedor.
.

26 comentarios:

  1. me sigues sorprendiendo
    te felicito por el cuento
    abrazos
    Facu

    ResponderEliminar
  2. No puede fallar comunicación cuando no la hay...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando se olvida que el amor es un asunto de dos, que se debe todos los días construir un eslabón, un peldaño más. Cuando se olvida compartir, hablar, conquistar. Cuando las parejas se olvidan que son cómplices, ocurre el distanciamiento, de allí, el desamor.
    Un beso, tu escritos son muy buenos.

    ResponderEliminar
  4. Uno de los grandes problemas, la falta de interés o el no valorar lo que hace la pareja.
    Me agradó ese toque de Lois en el problema.
    Bien.

    Abrazos linda.

    ResponderEliminar
  5. María Eugenia,
    Buena historia, así es la vida, lo cotidiano. El egoismo, la rutina, no querer abrirse a cosas nuevas y lo peor, pensar que el otro en un apéndice nuestro y que con ciertas actitudes de cambio, para que todo vaya mejor, nos molesta, nos incomoda o nos va ha hacer esforzarnos en romper una rutina, en la que nos sentimos cómodos. Con la confianza, el afecto da paso a la posesión y destruimos aquello que amabamos del otro.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. el segundo párrafo me ha parecido buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  7. Aunque lo decidas siempre duelen las despedidas, sean del calibre que sean. ENcantador el texto, te sigo desde ya!
    Un beso con sabor a manzana:)

    ResponderEliminar
  8. Perfecto!
    Algunas cosas por suerte dan cuenta de otras.
    Verlas es un alivio aunque pueda a veces ser doloroso.
    Y la vida comienza.
    Me encantó.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Cuando la incomunicación gira su cabeza hacia atrás se encuentra con el egoísmo que la empujó a andar, cuando mira hacia adelante, vislumbra hojas secas que se quiebran por falta de lluvias de caricias.
    La incomunicación gritó entonces: no es que no nos entendamos, es que no nos queremos entender.
    Y de fondo sonó un gemido de la trompeta de Lois.

    Tu texto muestra y demuestra lo mucho que nos queremos y lo mal que lo hacemos a los demás.
    Espléndido, me ha encantado.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me encantó tu texto.
    No me salen las palabras "como un avestruz ante un objeto brillante"
    Me encantó tu texto.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  11. Facu
    Hace mucho que no sabía de vos. Gracias por tu regreso.

    Athena
    Tal vez la inexistencia sea una forma de incomunicación.
    Besos en silencio :)

    Taty C.
    Estoy con vos. Cuando se pierde la complicidad el asunto comienza a fallar. Que bueno es sonreír y amar, amar y sonreír.
    Un abrazo

    Clarice B.
    El derrumbe comienza con la falta de interés...hay cosas que no se pueden generar a la fuerza, no?
    Un abrazo!!

    Antonio M.
    Un placer recibir tu visita :)
    Tu resumen fue fantástico, me quedo con la destrucción que provoca la posesión. Como si apropiarnos nos asegurara un gran amor...mentira.
    Un abrazo!

    camino roque
    Gracias! Nos seguimos visitando
    Besos de domingo

    Nana
    Que linda visita, me alegro que te haya gustado el post. Las despedidas duelen aunque sean consentidas, es cierto.
    Besos de miel

    Cecy
    Algunas cosas dan cuenta de otras. Me gustó esa frase. Lo importante es darse cuenta y capitalizar.
    Te mando un beso enorme

    Marisa
    Tus devoluciones hacen ruido en mi costado izquierdo :)no son sólo palabras, son pájaros sueltos en tu boca.
    Y me quedé pensando en lo mal que nos queremos...
    Un abrazo!

    Tuky
    que el avestruz no te coma los botones, sobre todo esos que brillan...como tus escritos, que son geniales e ingeniosos.
    un abrazo entre nubes.

    ResponderEliminar
  12. Me gustó, aunque pienso que no había comunicación desde un principio, sólo dos almas que estaban juntas para no estar solas.

    Beso

    ResponderEliminar
  13. Horacio
    Puede ser...
    Que complejo es este asunto de las relaciones, cuanta gente sola que se junta por no estarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Te juro por mi padre que ni oí la trompeta ni me percaté de tu actualización. Te tengo linkeada, y conforme se producen las nuevas entradas pongo especial cuidado en estar al tanto. No sé como te me has ido, argentinita mía, la cuestión es que deberás de asistir a ese curso de Feng shui, a ver si así, a la próxima te capto de inmediato.

    ¡Dios, cuántos sudores...!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. genial. la próxima vez que no funcione una relación, simplemente voy a decir "la cosa no leudó", y cerrar la puerta.

    ResponderEliminar
  16. el problema de la comunicación son las metáforas y los oxímoros? hay que aprender a leer entre lineas? detras de esa aparente indiferencia y desaprobación, hay una escena de celos? más preguntas...
    conozco parejas de sordomudos que se llevan de maravilla por años...
    me encanta lo que escribis
    besozen

    ResponderEliminar
  17. José Alfonso
    Es que el sonido no llegó? y eso que llené bien los pulmones...
    Lo bueno es que volvimos a encontrarnos, la verdad que entre el feng shui y el psiquiatra algo tiene que salir.
    Un abrazo amigo!

    El alter ego de Mabel
    Hay que ser más práctico,no?
    Un portazo y a otra cosa mariposa.
    Besos

    Horacio Fiorello
    Se supone que uno no debería hacer el esfuerzo de leer entre lineas, los diálogos deberían ser simples y claros. Los sordomudos desarrollan habilidades que nosotros arruinamos con la palabra. Lo bien que cuadran a veces los silencios.
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  18. Creo que una de las cosas más importantes en una relación duradera es luchar contra las secuelas negativas de la cotidianidad, pero ésta existe y tiene efectos secundarios inevitablemente. Uno mismo no se debe dejar vencer mucho tiempo cuando veces no pueda impedir caer en alguno de sus pozos. El otro no debe olvidar tampoco en qué consiste comprender.

    Y quien haya pasado más de diez años con la misma persona y no haya caído, que tire la primera piedra.

    ¿Feng Shui? Yo le diría: ¿Y eso qué es? :)
    Estupendo y reflexivo relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Angelpoetico.com te invita a publicar tus escritos en su espacio de poemas, reflexiones, aforismos y relatos.

    No dudes en escribirnos. Una vez aprobad@, podrás publicar y ser leíd@ por nuestro creciente número de seguidores.

    Te esperamos.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  20. rh
    A la rutina hay que sorprenderla, no es fácil mantener una relación en forma.
    Un curso de Feng Shui...yo también hubiera preguntado :)
    Te mando un abrazo!

    Angelpoético
    Gracias por la propuesta, la tendré en cuenta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Aventurera (hay que serlo para saltar de un tren): muchas gracias por el comment. Mi blog está a su disposición.

    ResponderEliminar
  22. Qué bien has sabido plasmar esos sentimientos tan vacíos que muchas veces nacen, crecen y se reproducen entre dos personas...

    un saludo!

    ResponderEliminar
  23. Esos pequeños desencuentros del día a día, ésos que nos hacen sentir solos en compañía, no son más que la demostración de lo que nos negamos a ver: la Nada. Es el vacío que probablemente está instalado desde el principio, pero tardamos en ver. Una vez descubierto, ya no vale la pena seguir, porque no hay nada que salvar.
    Muy buen relato. Me gustó mucho

    Besos

    ResponderEliminar
  24. A veces estás con alguien pero por algún motivo que no llegas a comprender es imposible llegar a esa persona. Entonces nada tiene sentido. Lo mejor es terminar.
    Muy buen escrito, transmites perfectamente las sensaciones que se sienten en momentos como estos.
    Me alegro de saber que existe este blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Eso da luces de haberse roto, muerto o extinguido, sin más, así sin más. El Feng Shui de nada servirá.

    Amo el Feng Shui, dicho sea de paso.

    ResponderEliminar
  26. Sergio
    Nos seguimos visitando.
    Un beso grande

    Mercedes
    Gracias! Es difícil plasmar sentimientos cuando las cosas se complican
    Un abrazo

    Alís
    Qué negadores somos, como si en la ignorancia las cosas fueran a cambiar. Deberíamos darle lugar al fracaso para salir más rápido de él.
    Un gusto tenerte en mi tren
    Un abrazote

    Thayah
    El tema de la comunicación es indispensable para seguir adelante, no se puede vivir sin conectar.
    Me alegro que visites mi blog.
    Un abrazo!

    Gabrielle
    Nada sirve cuando se agotaron los recursos. El FENG SHUI era la excusa.
    No sé mucho de que se trata...dicho sea de paso :)

    Un beso grande

    ResponderEliminar