20 de enero de 2012

(…) cuando mi abuelo ya se había ido de este mundo y yo era un hombre hecho, llegué a comprender que la abuela, también ella, creía en los sueños. Otra cosa no podría significar que, estando sentada una noche ante la puerta de su pobre casa, donde entonces vivía sola, mirando las estrellas mayores y menores de encima de su cabeza, hubiese dicho estas palabras: «El mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir». No dijo miedo de morir, dijo pena de morir (…)

José Saramago



Me volví apresurada después de usted, entonces voy y vengo, vengo y voy, no me quedo quieta y busco mi espacio. Aunque sea dentro de casa o de mi misma, pero camino, cambio de rumbo o de estrategia, de calzado o de arterias.
Será porque no dejo de recordarla…
Me volví creyente después de sus ojos, ya no necesito mirar al cielo para creer en los ángeles hechos de nubes, como mis horas deshechas el día que la perdí. Al rato me miro al espejo como si fuera un mal entendido y por enésima vez pienso que no soy, entonces me acerco y con la mitad de mi misma toco el otro lado del espejo. Me veo tan velada pero a punto de romper el cristal usted aparece, y ahí sí, confirmo que se trata de mí. Eso no es bueno pero respiro, no es que ya no lo haga, respirar significa una especie de asombro incrustado en mi boca a modo de círculo cerrado, y aunque se que está muy mal reconocerme así, lo hago a partir de su imagen
Tomo una mujer por la espalda y la giro mientras pienso que es usted. Quisiera encontrarla como esas casualidades a la vuelta de una esquina. Es que está metida en mí al igual que esos barquitos artesanales dentro de las botellas. Eso me figuré, todo su cuerpo metido en un frasco de perfume y yo apretando el pulverizador para salvarla , entonces aparece un brazo, después otro, y ya con sus brazos afuera poder abrazarla y olerla, olerla y abrazarla, y cerrar los ojos para volver a olerla sin dejar de abrazarla. Y saber que esté donde esté yo soy su nieta, un pedazo de sus manos, algo parecida y distinta, y que la extraño, unos días mas y otros menos, pero siempre la extraño. Ojalá pudiera ver lo que hice de mí en este tiempo que no estuvo. Grandes logros y no tanto, macanas y cosas por las cuales se sentiría orgullosa. Y de la Rosa de los vientos como su nombre de flor, me queda el aroma y el espacio, su sonrisa y su mirada…su mano apretada, sus pecas esparcidas, sus ojos casi siempre verdes, y de nuevo su nieta que cada tanto aparece para recordarle, mi querida abuela, que tengo algo suyo que viaja por mi sangre, como un tren de carga y de paseo, como esos barcos pesqueros que arrojan sus redes al mar…



Y de aquellos versos de Lorca que usted recitaba, me queda su voz

...como el rumor de los caracoles de playa.



50 comentarios:

  1. Acabas de plantar una preciosa Rosa en ese texto, cuyo aroma viaja a los recuerdos que aman la propia savia que late por el corazón.
    Muy bello homenaje.

    Un beso, Mª Eugenia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa
      los amores merecen homenajes, aromas, palabras...

      un beso grande

      Eliminar
  2. NUnca pude disfrutar a ninguna abuela o abuelo; pero a leerte me digo si me hubiera servido conocerla y amarla para después extrañarla tanto como tú a tu abuela ¡qué trsite!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Drac
      Hoy es triste o mas bien se vive con nostalgia pero valió la pena conocerlos y disfrutarlos.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Que preciosidad de texto. Seguro que en él se encontraría feliz tu abuela, que te recitaba a Lorca. Qué privilegio.

    Un abrazo!!

    El texto de Saramago, una joya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura Uve
      Gracias !! Ojalá pueda leerlo desde el lugar donde se encuentre.

      Un abrazote

      Eliminar
  4. Qué hermosa conversación con el alma. Gracias por hacer del tatido un puente al infinito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elizabeth
      Son puentes necesarios para conectarme con quienes ya no transitan mis días.

      Besos

      Eliminar
  5. Me inspiró mucha ternura esta forma de recordar a la abuela...

    Muy buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam
      Es la ternura que ella me inspiraba y me inspira...
      Buena semana para vos.

      Besos

      Eliminar
  6. Los latidos que no se apagarán nunca. Qué belleza!.
    Un homenaje que estremece. Precioso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milu
      Los latidos y los recuerdos, las miradas y las sonrisas...

      Un abrazo

      Eliminar
  7. M.E.:

    Es muy bueno el texto.
    Está muy bien escrito y se proyecta el sentimiento.
    Me gustó mucho, te felicito.

    Saludos.
    D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D.
      Muy lindas tus palabras. Cuando escribe el corazón todo es más fácil.

      Saludos

      Eliminar
  8. Fui con el texto, sintiendo ese aroma que emana un buen recuero, un sentimiento una voz, que marca el camino desde antes de darnos cuenta.

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecy
      "...desde antes de darnos cuenta" como si algo nos invadiera antes de tomar conciencia. Una imagen muy bella.

      Un abrazo grande !

      Eliminar
  9. dicen que siempre queda un olor a rosa de un alma bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. camino roque
      Me gusta pensar que es cierto.

      UN beso

      Eliminar
  10. Luego de leerte me queda la sensación que hay demasiadas cosas por decirles a los seres vivos que amamos. Encantador recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel
      Deberíamos expresarnos con mayor libertad y en forma más seguida. A veces perdemos de vista lo cotidiano.

      Un beso

      Eliminar
  11. Hola, María. Precioso texto y me alegra mucho conocer tu blog con tantas buenas entradas para leer. Por cierto que yo viví un año y medio en Buenos Aires, en el barrio de Caballito. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. miguel zueras
      Ojalá disfrutes del blog. Me gustaría saber más de tu paso por Buenos Aires :)

      Un abrazo

      Eliminar
  12. absolutamente delicioso, emotivo relato.
    y de una imaginación maravillosa.

    besos*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rayuela
      Si de imaginación se trata...mi abuela me contaba tantas historias...

      Besitos

      Eliminar
  13. Qué maravilla haber tenido una abuela que recitaba a Lorca, a la que quieres parecerte y en la que te reconoces en varias cosas...
    ¡Cuánta extrañeza en tu sentir! Y lo dices de una forma tan inusitada que parece magia pura, como si en la imagen de nuestro espejo se representase la figura de tu abuela y, en pequeñito, en su interior, la tuya.
    Abrazarla y olerla, ¡seguro que puedes¡
    Que las redes que eches al mar tengan destellos de plata, como el cabello de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mafalda
      Es cierto, una verdadera maravilla. Recitaba a Lorca, me enseñaba dichos, trabalenguas...
      Los recuerdos salen en forma de espejos, aromas, playas desiertas,peces de colores...

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  14. Hola vengo a decirte, que nuestro amigo André de Artabro está hospitalizado y le están haciendo pruebas, no sabemos que le pasa, pero se encuentra muy animado. En su blog le estamos dando fuerzas, ánimo y apoyo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ion-laos
      Ahí estaré para sumar fuerzas. André es una dulzura. Gracias por avisar de lo sucedido.

      Eliminar
  15. Un relato muy emotivo y bello, uno camina con los recuerdos.

    Beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Horacio
      Gracias! Los recuerdos nos sostienen mientras hacen de nosostros lo que somos.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. hermoso, un relato mágico y lleno de imagenes lindas, esos ángeles de nube, esos barcos embotellados, el perfume, ese abrazo...

    que se yo, los abuelos tienen ese "algo" que los hace inolvidables ¿no?
    y nos hacen brillar los ojos al evocarlos, desde donde estén

    ...la verdad muy emotivo
    y la cita del comienzo es bellisima
    un placer leerte
    beso!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charlie
      Un placer visitarte y recibir tu visita.
      Es cierto, los abuelos tienen ese "algo" muy parecido a la ternura y a la sabiduría. Me alegra que te gustara.

      Te mando un beso enorme

      Eliminar
  17. Hermoso recuerdo de la abuela. Esas palabras de Saramago realmente expresan que el mundo es bello pero muchos al parecer no se dan cuenta y en vez de amarlo... hacen lo contrario. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David
      Deberíamos empezar a creer que la vida es finita, valorar más a los afectos y poder expresarlo.
      Saramago...uff

      Un beso

      Eliminar
  18. ¿Vos sos la escritora de la prosa, María Eugenia?... si es así, mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel
      Sí, es mía la prosa...gracias.
      Justo estaba leyendo "cartas para vos"

      Un beso

      Eliminar
  19. Intenté comentarte en ocasiones anteriores sin éxito y por fin blogger se decide a permitirmelo. Estuve casi ocho meses offline, entrando esporádicamente a la red y al regresar mi lista de blogs favoritos había perdido un sinnúmero de enlaces. Los enlaces aarecen y desaparecen y mi escaso conocimiento cibernético me deja a expensas de tales fallas. Me alegra poder saludarte y disculparme por la ausencia involuntaria. Bolín y yo te estamos muy agradecidos por tu simpatía Euge. Sobre tu entrada, que ya había leído como te mencioné antes, es emotiva y tierna, casi como sentir de nuevo al abuelo columpiandome en sus suaves brazos. Besos amiga querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elizableth
      Bienvenida luego de tantos meses de ausencia. Es muy grato volver a tener noticias tuyas. Espero que te encuentres bien.
      Un beso enooorme para ambos.

      Eliminar
  20. Que belleza, que desconsuelo, cuanto amor hay en esta entrada y todo lo bello, todo lo humano que en ella habitaba reside ahora en ti.
    Un beso enorme
    Pulgares arriba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calixta Occam
      Sería un honor haber heredado algo de mi abuela. Era un ser mágico.

      Un beso enorme para vos

      Eliminar
  21. ¡vaya tela! como se dice aquí...solo por leerlo tu abuelita debería volver a este mundo y sentirse orgullosa de la huella que ha dejado en su nieta..bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. semilla
      entonces lo voy a leer todos los días en voz muy bajita para que ella me oiga :)

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  22. No se un texto sino un homenaje a mil detalles.
    Es precioso, por todo lo que no dice.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientrasleo
      fueron esos tantos detalles los que la hicieron única. Por eso mi homenaje constante a mi adorada abuela Rosa.

      Besitos

      Eliminar
  23. El tiempo viaja a través de la sangre, somos masa heredada, fibra obsequiada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. anuar
      la sangre transporta toda la herencia de nuestres seres amados...
      besoss

      Eliminar
  24. Y lo he intentado, pero mis ojos no han obedecido y han hecho que de ellos salieran lágrimas de amor con el nombre de la mía...Flora, mi abuela Flora, tan bella como la tuya.
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana
      Las abuelas...que hermoso es recordarlas.Flora y Rosa, dos nombres emparentados con la naturaleza...y que lindo suenan!!!

      Eliminar
  25. Gracias por venir a visitarme porque así tengo el honor de leer tus preciosas palabras.

    No tuve abuela y gracias a ti he tenido un trozo de la tuya, es precioso lo que le escribistes, ojalá algun dia un nieto me recuerde como tu la recuerdas a ella.

    UN BESAZO GRANDE Y GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LOLI
      Me alegra haberte transmitido el sentimiento. Seguramente tus nietos podrán percibir tu sensibilidad y plasmarla en algún lado o de alguna manera.

      Un besote

      Eliminar